Sembrando cacao y paz en el país

-A A +A
Noviembre 25, 2016

Sembrando cacao y paz en el país

APC-Colombia reunió en un mismo escenario a diferentes actores de la cadena de valor del cacao del país, para que reflexionaran sobre los retos del sector en materia de construcción de economías de paz y fortalecimiento de la competitividad territorial.

Sembrando cacao y paz en el país

Que una pequeña semilla puede cambiar la realidad de toda una comunidad, es la prueba de que en Colombia todos los días se siembra esperanza y progreso. Así lo han demostrado los cientos de familias que encontraron en el cacao una oportunidad para dejar de sembrar coca y comenzar a trabajar con cultivos lícitos que con el tiempo les ha permitido vivir lejos de la violencia.

Este poder de transformación ha impactado a cada uno de los eslabones de la cadena de cacao, que va desde el agricultor pasando por quienes lo comercializan, los compradores, y todos los que de alguna manera u otra intervienen.  Actualmente en el país hay cerca de 38.000 familias cacaoteras cuya labor es respaldada por diversas entidades, que entienden la importancia de garantizarles condiciones óptimas de trabajo, de fortalecer sus capacidades, y ofrecerles sostenibilidad económica.

Con este panorama, la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia, creó el programa de contrapartidas “Apoyo al fortalecimiento de la cadena de valor del cacao fino y de aroma, como alternativa económica para la paz”, el cual beneficia a nueve socios (Fondo Biocomercio Colombia, Incubadora Empresarial Colombia Solidaria-Gestando|CCA, Chocolate Colombia, Chocolate Tumaco, Red Cacaotera, Corporación Econexus Colombia, Swisscontact, Asocama y Coprocaguamuez).

El objetivo del programa es facilitar  y  fortalecer el cultivo de cacao premium, fino y de aroma, en un modelo integral sostenible que permita la disminución de la pobreza y el mejoramiento de la calidad de vida de familias campesinas, como alternativa económica en el posconflicto, basadas en la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en Colombia.

Con el fin de socializar y reflexionar sobre los aprendizajes obtenidos en los diferentes proyectos que participan en el programa, y escuchar experiencias internacionales que enriquezcan el conocimiento frente al tema del cacao, APC-Colombia organizó junto con la Corporación Econexus Colombia el evento, “El caco, un negocio inclusivo para la construcción de paz: intercambios y desafíos”, que reunió en un mismo escenario a agricultores, agentes comercializadores, institucionalidad pública implicada en su consolidación y proyección, sector gremial, expertos del agro y privados.

Para cumplir con dicho objetivo, el evento ofreció espacios de diálogo organizados en seis mesas de trabajo que abordaron los temas de producción, investigación, comercialización, apoyo institucional, cosecha y poscosecha y asistencia técnica, donde los asistentes tuvieron la oportunidad de intercambiar experiencias y conocimiento desde sus respectivas realidades.

Entre los líderes de cambio que participaron se encuentra Hernes Klinger, de la Asociación Chocolate Tumaco conformada por 5.000 productores de cacao. El proyecto que vienen trabajando con APC-Colombia se llama “Implementación del transporte y manipulación para el cacao”, que busca ofrecerles a dichas familias cuatro sistemas de cable vía y dos bandas transportadoras, para que de esta manera ya no tengan que sacar los sacos de cacao de 30 kilogramos a hombro y cargarlo durante trayectos de una hora. “Para nosotros esta experiencia con APC-Colombia ha beneficiado a nuestra comunidad, nos ha permitido ser más eficientes y competitivos en el mercado”. Hernes Klinger, líder de cambio

De igual manera estuvo presente Liliana Jiménez, Presidenta de Proasogrago, organización de productores orgánicos de Nilo, Cundinamarca, para quien “el apoyo de APC-Colombia ha sido invaluable porque al ser productores de cacao orgánico no podemos transformar nuestro cacao en cualquier planta porque generaríamos una contaminación cruzada, y el consumidor perdería la trazabilidad de lo orgánico que ofrecemos, lo cual nos obliga a tener nuestra propia planta y gracias a los recursos de APC-Colombia estamos en el proceso de poderla certificar”. 

Liliana Jiménez

Liliana es además la persona encargada de promocionar el cacao colombiano tras haber sido elegida entre 600 mujeres para personificar a María del Campo. Ella representará ante el mundo a las 38.000 familias cacaoteras y mostrará las bondades (sabor, aroma y calidad) del cacao que se cultiva en el país.

Junto a ellos también estuvo también Natalia Ochoa, Directora Ejecutiva de Asocama, que reúne a 250 productores de cacao, quienes reciben ayuda técnica en campo hasta la comercialización.  En sus palabras trabajar con APC-Colombia “ha sido una oportunidad increíble ya que nos ha abierto puertas con otras organizaciones que ven nuestro compromiso con las familias cacaoteras”. Natalia Ochoa

Tanto ellos como el resto de asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar la conferencia “Desafíos y perspectivas del cacao, desde la experiencia asociativa internacional”, a cargo de Lourdes Páez, cofundadora de la Academia del Chocolate Ecuador, con 20 años de experiencia en temas de ambiente, desarrollo rural, crecimiento económico y comercio solidario. Ella compartió la experiencia que ha tenido Ecuador frente a la cadena de valor del cacao, afirmando que es un caso replicable aquí en Colombia puesto que “tenemos elementos comunes, lo que hace factible que se puedan crear territorios pacificados con opciones de ingresos locales, donde los pequeños productores tengan una vida digna”.

Su participación ratificó que la articulación de diferentes actores es clave al momento de generar oportunidades de sostenibilidad territorial. Tal como lo mencionó Alejandro Gamboa, Director General de APC-Colombia durante su intervención, quien hizo énfasis en la importancia de “trabajar conjuntamente para que los resultados y los impactos nos beneficien como país y permita posicionar nuestro cacao a nivel mundial, así como lo han logrado productos como el café o las flores”. De igual manera, ratificó la  voluntad de la Agencia de dar continuidad al programa de cacao durante el año 2017.