Protegiendo el patrimonio natural del país

-A A +A
Protegiendo el patrimonio natural del país
Diciembre 20, 2016

Protegiendo el patrimonio natural del país

Identificar oportunidades y desafíos frente al desarrollo rural sostenible y el posconflicto del  Sistema Regional de Áreas Protegidas del Caribe, fue el objetivo detrás del intercambio Col-Col que tuvo lugar en el Santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya en Risaralda.

Teniendo en cuenta que Colombia está en proceso de iniciar una fase de postconflicto, y que existen zonas cuyo potencial turístico ha sido inexplorado a causa de las condiciones de la guerra, era inminente que las comunidades involucradas se unieran para asegurar el desarrollo sostenible de dichas tierras.

Con la firma del Acuerdo de Paz se busca a apoyar, capacitar y fortalecer a las instituciones, comunidades empresariales y potencialmente empresariales, en el desarrollo de productos y servicios turísticos que hagan uso responsable del patrimonio natural y cultural de sus territorios, y constituyan una nueva oferta dentro de las estrategias de promoción y comercialización del turismo en el Caribe.

Vale mencionar que los territorios que conforman el Sistema Regional de Áreas Protegidas del Caribe (SIRAP), son de vital importancia ya que abarcan cerca del 11.6% del suelo nacional, el cual recibe más del 20% de los viajeros internacionales que ingresan al país por puntos de control migratorio. Con el fin de identificar oportunidades de mejora y detectar desafíos a futuro, la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia junto con Procasur y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, organizaron el intercambio Col-Col entre el SIRAP y el programa de Turismo Comunitario de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Fue así como del 21 al 25 de noviembre, representantes de las asociaciones que hacen parte de este programa (ASEGUICOC, YARUMO BLANCO, ASDEGUÍAS y CORPOCHINGAZA) ubicadas en los territorios de Boyacá, Risaralda, Caldas y Cundinamarca compartieron sus experiencias exitosas con miembros de CARDIQUE, CORPAMAG, Corporación Autónoma Regional de los Valle del Sinú y del San Jorge(CVS) y CORPOGUAJIRA.

Durante este intercambio de conocimiento y experiencias que tuvo lugar en el Santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya en Pereira (SFF), los participantes pudieron compartir dinámicas y establecer una visión nacional con respecto a las áreas protegidas y a las comunidades que viven y dependen de estas.

Se desarrolló una actividad denominada “feria de experiencias” que tiene como objetivo generar ideas a partir de las experiencias de las otras organizaciones comunitarias que sirvan como insumo para la construcción del producto final del intercambio que es el plan de innovación.

Teniendo en cuenta este propósito del ejercicio, se procede a explicar la metodología para el buen desarrollo del mismo, básicamente los oferentes (ASEGUICOC, YARUMO BLANCO, ASDEGUÍAS y CORPOCHINGAZA) y los demandantes (organizaciones del SIRAP Caribe) debían preparar unas carteleras en las cuales explicaran y expusieran los aspectos positivos de la organización, sus logros obtenidos, orgullos, fortalezas, barreras superadas, etc. De igual manera compartieron su mapa de actores presentes en el territorio, su estructura organizacional y operativa de la organización comunitaria.

Adicional se llevó a cabo el simulacro para conocer las instalaciones del SSF Otún Quimbaya, esto con el fin de dar cumplimiento a los siguientes objetivos:

  • Recorrer los senderos donde se desarrolla el turismo en el SSF Otún Quimbaya.
  • Recorrer las instalaciones de Yarumo Blanco (hotel, cocina, dormitorios, etc).
  • Explicar el modelo organizacional y comercial de la asociación Yarumo en el SSF Otún Quimbaya.
  • Compartir experiencias entre los participantes acerca de lo vivido durante el simulacro.

Se compartieron experiencias a través de paneles de discusión liderados por las organizaciones comunitarias oferentes, que buscan transferir conocimiento en temas más puntuales que pueden ser de interés para las demás organizaciones. La metodología consistía en que el moderador formulaba unas preguntas para el desarrollo del panel y cada invitado debía responderlas desde el punto de vista de su organización.

Por último se llevó a cabo la construcción de los planes de innovación de cada asociación comunitaria, como ejercicio final del espacio de intercambio que permitirá aplicar los conocimientos y experiencias vividas a lo largo del intercambio Col-Col. Lo que se busca con este ejercicio es la construcción de un plan de acción en el corto plazo que involucre alianzas, compromisos en la consecución de recursos, oportunidades para explorar y demás iniciativas que hayan surgido a lo largo de este intercambio.

De esta manera este intercambio permitió conocer las diferentes situaciones y problemáticas a las que se enfrentan las comunidades que habitan en áreas protegidas y los mecanismos existentes para la resolución de conflictos.  Entender que el turismo comunitario en zonas de influencia de áreas protegidas es un ejercicio que requiere gran compromiso y vocación por la conservación ambiental y el desarrollo sostenible de las comunidades que habitan en estas zonas.