Los cultivos ilícitos deben arrancarse desde el corazón

×

Mensaje de advertencia

Note that slideshows show in reverse chronological order (newest first) and ignore number, filter, tags, location and media settings.
-A A +A
Octubre 4, 2017

Los cultivos ilícitos deben arrancarse desde el corazón

Fortalecer el liderazgo y trabajar con las comunidades para que los procesos que se adelantan en sus territorios contemplen aspectos empresariales, productivos, ambientales, sociales y culturales, fue el eje que dinamizó el encuentro Col-Col “Asistencia técnica para el desarrollo territorial, integral y sostenible, realizado en Pauna Boyacá.

Los cultivos ilícitos deben arrancarse desde el corazón

El intercambio, de conocimientos entre líderes Col-Col, es una oportunidad para reconstruir el tejido social en sus departamentos de origen: Antioquia, Guaviare, Meta, Norte de Santander y Putumayo, zonas que históricamente han vivido de cerca el conflicto armado

 

Este encuentro permitirá continuar con procesos de construcción de paz y confianza que conduzcan a hacer del campo una gran empresa en la que las comunidades, particularmente los jóvenes, encuentren una verdadera opción de vida, con múltiples y variadas oportunidades de desarrollo.

El  campo colombiano debe motivar al sector privado para ratificar su compromiso con el sector rural, en especial en aquellos municipios o veredas en donde la desigualdad y las brechas sociales tienen mayor presencia. Se trata de un apoyo para la transformación en territorios de esperanza, con apuestas productivas para las familias campesinas.

Líderes Col Col

Esta fue una experiencia que tocó corazones y que permitió sensibilizar a los participantes sobre su rol dinamizador de las comunidades:  cada participante se bautizó con el nombre de Líder con un apellido propio: Col-Col.

Los líderes Col-Col son conscientes que el desarrollo territorial integral y sostenible empieza por apostarle a cultivos productivos legales y por eso ante la pregunta de: ¿qué es lo difícil del proceso y por qué es importante? opinan:

Mario Rodríguez. Briceño- Antioquia

Lo difícil:  es concertar con los otros 50 productores de coca, pues aún falta mayor confianza en las propuestas del Gobierno. Además, es necesario contar con el apoyo técnico que promueva y dé mayor agilidad a la sustitución.

El por qué: el futuro es el agro y el joven debe tener opciones en el campo; además ellos deben empezar a desmotivarse a continuar con el consumo de la misma droga que cultivan.

Alicia Juárez. Uribe –Meta

Lo difícil: convencerse de la importancia de la sustitución e involucrar a más familias cultivadoras de coca. Trabajar de manera colectiva dejando atrás los intereses particulares.

El por qué: nuestras tierras son muy variadas y aptas para la producción de varios cultivos. Trabajar como asociación hace que los resultados sean mejores y duraderos y, lo mejor aún, producir y comercializar en la legalidad trae tranquilidad y aleja la violencia en las familias y en los territorios.

Neyder Fernando Culchac- Valle del Guamuez- Putumayo

Lo difícil: la actual mentalidad. Concientizar y convencer al campesino, que está dedicado a cultivar coca, que existen alternativas que dan más tranquilidad y alejan de la violencia. Hacer que el joven se enamore de lo rural porque sí es posible que en el campo existan opciones para su futuro.

El por qué: no es una buena herencia que se deba mantener en el campo del país. Al joven se le deben dar mayores oportunidades en educación, salud, ingresos y desarrollo personal. Al joven se le debe reconocer y visibilizar en el escenario rural y motivarlo para que se quede y trabaje en su territorio.

Este espacio propiciado por APC-Colombia, que permitió transformar la mirada de estos líderes rurales, contó con el apoyo técnico del Ministerio de Justicia y del Derecho, la Dirección para la Sustitución de Cultivos Ilícitos y la Agencia de Renovación del Territorio.

Juan Carlos Zambrano. Agencia Renovación del Territorio

"El beneficio de estos escenarios es que las personas que han estado inmersas en cultivos ilícitos, en el departamento de Boyacá, y que hoy se acogen a la sustitución pueden dar a conocer su experiencia a los campesinos que vienen de Norte de Santander, Antioquia, Putumayo, Meta y Guaviare, que han sufrido el flagelo de la violencia. Su experiencia demuestra que no es fácil, pero que sí se puede con esfuerzo conjunto y conscientes del objetivo que se busca".

Estos líderes sienten que es el momento de continuar arrancando los cultivos ilícitos de las tierras, pero especialmente del corazón, para empezar a sembrar productos como cacao, café y pimienta que finalmente se traducirán en esperanza y nuevas oportunidades que harán escribir una nueva historia, con insistencia, persistencia y sin desistencia, hacia un  país en paz y con oportunidades para todos.