Las etnias: una prioridad en la calidad educativa del país

-A A +A
Febrero 18, 2019

Las etnias: una prioridad en la calidad educativa del país

Tumaco-Nariño será sede del intercambio de las experiencias etnoeducativas, adquiridas en el marco del proyecto “Vive la Educación”, del gobierno de Canadá, con los departamentos de Bolívar, Chocó y Valle del Cauca.

El enfoque del intercambio será la educación para comunidades afrocolombianas y responderá al reconocimiento y respeto de sus creencias, cultura y tradiciones, dentro y fuera del aula.

Las etnias: una prioridad en la calidad educativa del país

Del 19 al 22 de febrero se realizará en Tumaco (Nariño), el intercambio de conocimiento Col-Col “La etnoeducación: una estrategia pedagógica para leer el pasado y escribir el futuro”, que tiene como propósito mejorar la calidad educativa de los niños, niñas y adolescentes, además de adultos escolarizados en extra edad que habitan en Cartagena, Mahates y San Jacinto en el departamento de Bolívar; Quibdó, Chocó y Buenaventura, Valle del Cauca.

Para ello, líderes de la comunidad educativa de Nariño compartirán su experiencia y el trabajo realizado en la construcción de una política pública departamental en etnoeducación en la que se resalta la importancia de que los colegios migren de Proyectos Educativos Institucionales (PEI) a Proyectos Educativos Comunitarios (PEC) en donde priman los modelos flexibles de educación y la etnomatemática.

Este evento es el resultado del trabajo realizado con la cooperación canadiense a través del programa “Vive la Educación”, que apoyó las prioridades del Gobierno para mejorar el acceso y la calidad educativa de la población afro en los departamentos de Cauca, Nariño y Caquetá. Este programa ha beneficiado a 120.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 68 instituciones educativas públicas en Nariño, Cauca y Caquetá, garantizando el derecho a una educación inclusiva y de calidad para población vulnerable y afectada por el conflicto armado.

La gran apuesta del enfoque etnoeducativo, en este caso con la comunidad afrodescendiente, permite construir en los territorios una educación más inclusiva pertinente y de calidad acorde con las necesidades, intereses y el contexto social y cultural. A su vez, promueve la participación comunitaria que facilita la articulación y el diálogo entre las secretarías de educación, las instituciones educativas y los líderes étnico territoriales.

En el Col-Col, la experiencia nariñense compartirá las propuestas pedagógicas que se deben incluir en el proceso de fortalecimiento etnoeducativo como es el caso de las etnomatemáticas; modelo que se basa en la metodología de la implementación de los  clubes de matemáticas y en las olimpiadas matemáticas.

Dentro de los logros esperados está que las regiones beneficiadas trabajen concertadamente en la formulación de una política pública etnoeducativa, la constitución de una red de conocimiento y aprendizaje, la puesta en marcha de modelos etnoeducativos y la resignificación del Proyecto Educativo Institucional (PEI) en cada colegio de las zonas beneficiadas.

En este compartir de buenas prácticas, a través de este Col- Col, la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional APC-Colombia, el Ministerio de Educación Nacional y la Embajada de Canadá, con el apoyo del Consejo Noruego para Refugiados y Save the Children, trabajan en el acercamiento a un proceso exitoso de implementación de políticas educativas para la población afrocolombiana, el desarrollo de modelos educativos flexibles con enfoque étnico y la adopción de estrategias exitosas adaptadas a los contextos educativos en territorios colectivos.