La cooperación internacional cree en nuestra Apuesta Verde

-A A +A
Diciembre 5, 2017

La cooperación internacional cree en nuestra Apuesta Verde

Este fin de semana la Serranía de San Lucas se convirtió en un ejemplo de reconciliación para el resto del país con la inauguración del Monumento Vivo de Paz y Memoria HIstórica del proyecto “Apuesta Verde”, el primer Bosque de Paz que cuenta con recursos de cooperación internacional. 

La cooperación internacional cree en nuestra Apuesta Verde

Lograr una integración entre el desarrollo rural, la sostenibilidad ambiental y la conservación, es el objetivo detrás de esta Apuesta Verde, iniciativa impulsada por la Agencia Presidencial de Cooperación, APC-Colombia en asocio con el Fondo Acción, el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra y la organización social FUNCOPROMAS. 

El lugar elegido para su implementación fue la Serranía de San Lucas, más específicamente en los municipios de Simití, Cantagallo, Santa Rosa del Sur y San Pablo en Bolívar y Yondó en el departamento de Antioquia, que históricamente fueron víctimas del conflicto armado y donde temas como cultivos ilícitos y minería ilegal eran un problema constante para su comunidad. A esto debe sumarse que este territorio tiene un importante valor ecosistémico gracias a la altísima biodiversidad que allí se alberga,  y a que funciona como corredor biológico que conecta las áreas de bosque de ladera que están en la zona montañosa, permitiendo la migración de norte a sur tanto de la flora como de la fauna silvestre.

Esta Apuesta Verde que hace parte del programa Bosques de Paz, liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y del que se beneficiarán directa e indirectamente alrededor de 100.000 habitantes de la zona (niños, adolescentes,  instituciones educativas, organizaciones sociales campesinas y comunitarias, juntas de acción comunal veredales, asociaciones productoras de café, cacao y ganado), es el primero que cuenta con recursos de cooperación internacional, por valor de 5.100 millones de pesos. Para APC-Colombia este proyecto es un ejemplo de cómo la unión de esfuerzos entre la cooperación internacional, las organizaciones privadas, la comunidad y el gobierno nacional  pueden tener como resultado un trabajo que impacte los procesos locales y apalanque las iniciativas que los territorios vienen desarrollando por si solos.    

Dentro de los cuatro componentes que hacen de esta Apuesta Verde un Bosque de Paz (conservación, restauración, proyectos productivos y un monumento vivo de paz (que además contará con un museo antropológico, una estación de investigación campesina, un sendero ecológico y una casa de salud), el que más impacto tuvo durante la inauguración oficial del pasado sábado, fue el espacio que la comunidad llamó “El bosque de la memoria”, donde se plantaron árboles con el nombre las personas de esta región que fueron víctimas del conflicto armado, al que asistieron familiares y amigos a rendirles un homenaje.

Una clara demostración de que la gente en este territorio está comprometida con transformar su realidad y cambiar el pasado y construir un futuro en el cual el cuidado del medio ambiente sea una vía directa a una paz estable y duradera. “Aquí podemos ser testigos de esta fuerza de recuperación territorial, de querer permanecer en el territorio respetando las normas ambientales, inclusive generando ejercicios en los cuales el control social contribuye con la normativa nacional”, explicó César Rey Ángel, director de Bosques y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente.

 
Transparencia y acceso a la información pública
Saber Hacer Colombia
Suscripción al boletín
Rendición de cuentas
Cíclope
Cursos y convocatorias
PQRS-D
Certificaciones
Comunicaciones a la Ciudadanía