Juntos por la inclusión laboral

-A A +A
Septiembre 17, 2019

Juntos por la inclusión laboral

  • La Agencia Presidencial de Cooperación internacional,  APC- Colombia,  en alianza con el gobierno canadiense y Prosperidad Social, socializaron varias experiencias y metodologías exitosas para avanzar en el marco del modelo de Inclusión Laboral con enfoque de cierre de brechas, implementado por la Unidad del Servicio Público de Empleo SPE.
Juntos por la inclusión laboral

El encuentro contó con la participación de aliados estratégicos como CUSO Internacional; varias cajas de compensación y sus agencias de gestión de empleo; la Fundación Carvajal, entre otros. Durante casi una semana se tocaron temas claves para la consolidación del fortalecimiento de las capacidades de los actores institucionales, promotores de procesos de inclusión laboral, los cuales son la punta de lanza del mejoramiento de la empleabilidad de la población vulnerable en Colombia.

Una de los aspectos que la gran mayoría señaló como conclusión importante de este encuentro, fue la continuación del fortalecimiento de la articulación de todos los promotores de inclusión laboral. Así lo señaló Lida Moreno, coordinadora del Grupo Interno de Empleabilidad de Prosperidad Social: “El intercambio Col Col nos ha facilitado, como Prosperidad Social, articular diferentes acciones y esfuerzos que vienen realizado en territorio, especialmente la red de prestadores del servicio público de empleo. Estamos trabajando con la alianza pública a través de las agencias de las alcaldías, de las cajas de compensación familiar, pero también agencias privadas como lo son Cafam, Compesar. Nuestro interés es poder materializar a través de sus acciones la atención de la población en pobreza y pobreza extrema”.

De la misma manera, Johana Duarte, asesora técnica de la Subdirección de Promoción de la Unidad del Servicio Público de Empleo, enfatizó la importancia de la articulación: “es clave evidenciar la importancia de la articulación de los diferentes actores en el territorio y poder evidenciar cómo podemos fortalecer de manera técnica a nuestra red de prestadores del servicio público de empleo”.

Durante este intercambio de experiencias Col-Col, las cajas de compensación expresaron la importancia de este modelo de cooperación y los grandes retos que salieron luego de este encuentro. Alejandra Pineda, representante de Colsubsidio, lo explicó: “Los grandes retos son interiorizar un acompañamiento sicosocial dentro de la ruta de empleo que ya se tiene en todas las agencias, porque lo encontramos como un factor exitoso dentro de ese acompañamiento del cesante; este sería el principal”.

Otro de los grandes retos que las cajas de compensación descubrieron luego de este intercambio, fue la relación aún más estrecha que se debe tener con las empresas. “La reflexión que nos llevamos es: cómo comenzar procesos de intervención para lograr una vinculación laboral efectiva y estable de toda la población que hoy se encuentra en condición de vulnerabilidad. Veo que tenemos una tarea importante, desde las agencias, de poder motivar a los empresarios logrando esa confianza en ellos para que nos generen oportunidades para esta población. Desde las agencias el compromiso grande es poder ayudar en esos procesos de formación y cierre de brechas para lograr que estas personas sean tan competitivas que logren esa estabilidad y desde ahí mejoren sus condiciones; tanto a nivel personal, profesional y puedan apoyar el desarrollo de sus familias” aseguró Jairo Burgos, representante de la Agencia de Gestión de Empleo y Emprendimiento de Cafam 

Así mismo, Ana Jimena Vallejo, jefe del área de Cooperación Nacional e Internacional de Comfenalco Valle del Cauca, no dejó atrás el área sicológica de la población que será beneficiada por medio de la inclusión laboral: “Diría que lo más importante de rescatar, además de la articulación, es que se haga un enfoque sicosocial, un acompañamiento, solo como acompañamiento y que se ayude a mitigar las barreras por las cuales la población no logra la vinculación laboral que serían: los exámenes, la primera ‘pinta’ porque no tienes con qué llegar a la primera entrevista, hacer algunos tips, o como se hizo en el caso de Comfenalco: realizamos simulacros y observatorios de entrevistas para que la gente llegara más suelta a la primera y pudiera desenvolverse mucho mejor”.

El acompañamiento de la población vulnerable luego de iniciar labores, también cobró principal relevancia en todos los paneles que se desarrollaron en este intercambio técnico. Patricia Cuadros, líder del proyecto Empleos para construir futuro de la Fundación Carvajal, expuso los beneficios de esta iniciativa: “Nuestro programa de acompañamiento posvinculación nace de la necesidad de que las personas que se vinculen a los proyectos que tenemos se sostengan en el empleo, porque reconocemos que el plus, las mejoras en la calidad de vida, se logran cuando la persona se mantiene en el empleo. Entonces, lo que nosotros buscamos es, por un lado: hacer acompañamiento presencial a las personas para mitigar ciertas situaciones que el participante pueda tener; por otro lado, tenemos acompañamiento al sector privado, con todo lo que tiene que ver con las empresas ancla del sector, es decir, empresas que nos ayudan a vincular a las personas, mirando el tema de adaptación de las personas, la curva de aprendizaje, el desempeño de los participantes, etc.”.

La figura de los entes territoriales, como eje articulador y de propagación de políticas laborales, es ficha clave para lograr que más población vulnerable acceda a trabajos dignos que transformen familias enteras. Claudia Zambrano Torres, secretaria de Desarrollo Económico de Tocancipá, explicó cómo su municipio viene trabajando en temas de empleabilidad y lo importante del intercambio de experiencias de varias ciudades del país: “En el municipio de Tocancipá trabajamos dos líneas de inclusión que es el tema de discapacitados, pues tenemos nuestra propia política pública de discapacidad y el tema de las víctimas del conflicto armado; también en la agencia de empleo tenemos una persona especialmente dedicada a vincular esta población y a trabajar todo el tema de víctimas. Esas son las dos líneas que hemos manejado, sin embargo uno va conociendo, con estas experiencias que estamos transmitiéndonos, que hay muchas otras personas y muchos otros actores a quien dedicar este tema de inclusión laboral”.

Para finalizar, Alejandro Matos, director de CUSO International en Colombia, hizo un especial llamado a las empresas, las cuales, señaló Matos, son el principal engrane de la inclusión laboral: “Lo que hemos aprendido en estos cuatro años y medio que llevamos trabajando en Colombia, es que la joya de la corona, quien tiene la solución a ese problema son las empresas. Hay que enfocarse mucho en las vacantes que tienen las empresas, hay que ayudarlas a que evolucionen en su mentalidad y su cultura organizacional; muchas de las empresas están absolutamente abiertas, muchas quieren tener más procesos de inclusión de estas personas que a su vez favorezcan la retención laboral de las mismas, lo cual es una reducción de costos para las empresas; pero a veces no saben cómo hacerlo, cómo organizarlo y cómo transformarlo en una política interna. Desde CUSO International, con la ayuda del gobierno canadiense, lo que intentamos siempre es centrarnos mucho en esas empresas que quieren ayudar a transformar su cultura organizacional, sus procedimientos y aumentar su retención de personal proveniente de población vulnerable”.