Iluminando la vida de toda una comunidad

-A A +A
Septiembre 21, 2016

Iluminando la vida de toda una comunidad

APC-Colombia estuvo en el corregimiento de Wimpeshi, en la Guajira, para conocer el estado de los paneles solares que han beneficiado a 150 hogares de las comunidades Wayuu.

Iluminando la vida de toda una comunidad

Madres solares, es el nombre que se le dio a Anastasia, Magalys, María Milagros Ibarra, María Luisa Uriana y Catalina Ipuana, cinco mujeres wayuu del municipio de Uribía, quienes en marzo de 2013 viajaron a India para prepararse intensivamente durante seis meses en Ingeniería Solar. Lo hicieron en  el Barefoot College( El colegio de los pies descalzos), una fundación sin ánimo de lucro que capacita a mujeres analfabetas y semianalfabetas mayores de 35 y menores de 55 años, principalmente mamás o abuelas de las zonas más remotas del mundo.

Sin saber nada de inglés y utilizando colores, números y señas, estas cinco mujeres llegaron a la India y aprendieron todo lo necesario para que al regresar a su tierra, dieran inicio al  proyecto de instalación y mantenimiento de paneles solares, que le permite a cada casa contar con una lámpara móvil, cinco bombillas y un punto de carga para su celular. Su capacitación ha significado una ventana de oportunidad para las comunidades de Flor de Frontera y Romana en el corregimiento de Wimpsehi, que previo a esta actividad, no tenía acceso a electricidad.

Es así como se han encargado de instalar, mantener y reparar los equipos solares, dando valor a los recursos locales, mejorando las condiciones de vida de sus familias y vecinos.  Fue precisamente por el hecho de ser madres y abuelas, y tener una fuerte vinculación con la comunidad, que fueron elegidas por el Barefoot College Latinoamérica y la ONG local Corporación Internacional Ambrosía para realizar el curso en Tilonia, India.

“Hay un proverbio que dice: ‘si educas a una niña, tienes una aldea; si educas a un niño, tienes a un hombre’. Estas son mujeres en su edad adulta que saben qué quieren, cuál es su rol, ya tienen hijos y tienen nietos y dicen que quieren mejorar su condición, la condición de sus familias, dar ejemplo y llevar luz”, señaló Paris.

Esta capacitación fue posible gracias a las becas brindadas por el Programa de Cooperación Económica y Técnica de India (ITEC), que le permitió al gobierno de este país brindar el entrenamiento durante seis meses a las mujeres wayuu. Para la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia, que apoyó la importación y nacionalización de los paneles solares donados por la multinacional italiana ENEL Green Power, este proyecto es una evidencia del poder de las alianzas, y cómo se pueden hacer las cosas en circunstancias difíciles gracias a la unión de esfuerzos de varios actores. Lo que en APC-Colombia llamamos el triángulo del éxito, la unión del trabajo del sector público, el sector privado y sociedad civil.  

Por esta razón, Alejandro Gamboa, Director General de APC-Colombia, acompañó la semana pasada a Rodrigo Paris, Director para Latinoamérica de Barefoot College, al Embajador de la India para Colombia, Prabhat Kumar, y a Azahara López, Directora de Enel Green Power Colombia,a visitar a estas madres solares a la Guajira, y ver de primera mano el beneficio que el proyecto ha traído a esta comunidad.  

A su llegada se encontraron con un panorama bastante inspirador. Hasta el momento, las madres solares han instalado 150 kits, llegando a 150 hogares y beneficiando a 900 personas, que ahora tienen luz para trabajar, estudiar, cargar sus teléfonos celulares y entretenerse una vez el sol se oculta.

Magalys, María Milagros Ibarra y María Luisa Uriana se encargaron de mostrarles a todos cómo funcionan los paneles solares, y explicarles el proceso que llevan a cabo para encender, reparar y mantenerlos en perfecto estado. El cuidado y el amor con que realizan cada una de estas tareas es una prueba no solo de la determinación de las mujeres wayuu y su poder de transformación, también es un ejemplo de cómo las comunidades se pueden empoderar y mejorar sus condiciones de vida sin tener que abandonar sus tierras e irse a la ciudad.

Una prioridad dentro de la Hoja de Ruta de Cooperación Internacional 2015-2018 creada por APC-Colombia, en el tema de desarrollo rural sostenible, razón por la que la Agencia seguirá de cerca los pasos de estas madres solares mientras siguen llevando luz a sus comunidades.