¿Cómo puede la cooperación internacional contribuir a la reconciliación del país?

-A A +A
Noviembre 30, 2016

¿Cómo puede la cooperación internacional contribuir a la reconciliación del país?

Este fue uno de los interrogantes que se plantearon  durante la Macrorrueda de la Reconciliación que se lleva a cabo en Cali esta semana, donde APC-Colombia estuvo presente para recordarles a los colombianos que la cooperación internacional está más comprometida que nunca con el país.

¿Cómo puede la cooperación internacional contribuir  a la reconciliación del país?

Inspirar a todo un país, dar voz a las iniciativas que desde hace años trabajan por la reconciliación. Conectar actores, sectores y voluntades. Articular esfuerzos, movilizar y gestionar conocimientos y recursos orientados al apoyo de proyectos de reconciliación promovidos por organizaciones, líderes y fundaciones que le apuestan a la  reconstrucción del tejido social del país y de sus territorios.

Lo anterior resume el objetivo detrás de la Macrorrueda de la Reconciliación, una plataforma creada por Reconciliación Colombia con apoyo de entidades públicas y privadas, nacionales e internacionales y de la comunidad internacional, para que voceros de 320 proyectos sociales o productivos del país, que tengan algún enfoque de reconciliación, se reúnan con entidades que puedan financiarlos, darles asistencia técnica o fortalecer sus capacidades, y así demostrarle al país que la reconciliación es desarrollo.

“Queremos mostrar que Colombia necesita la unión de la sociedad civil, los gobiernos nacionales, regionales y locales y la cooperación internacional para que la gente progrese”, afirmó Ricardo Santamaría, director de Reconciliación Colombia, durante la inauguración de esta rueda de negocios que se realiza por primera vez en el país.  

Y precisamente  para hablar sobre el papel que la comunidad internacional tiene en los procesos de reconciliación y construcción de paz en el país, se llevó a cabo el panel La cooperación internacional, aliado del desarrollo en Colombia. Este encuentro contó con la participación de - Peter Natiello, Director de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional -USAID- en Colombia, - Martín Santiago, Coordinador Residente Humanitario de las Naciones Unidas en Colombia, Annika Otterstedt, Jefe de Cooperación Embajada de Suecia en Colombia, Ana Paula Zacarías, Embajadora y Jefe de la Delegación de la Unión Europea (UE) para Colombia, y Alejandro Gamboa, Director General de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia.

Durante su intervención quedó claro que ni la nacionalidad, ni el idioma son un limitante al momento de ayudar. Que si queremos vivir en un mundo en paz, es necesario unirse y cooperar. “La Unión Europea es un proyecto de paz que surgió de las cenizas después de la II Guerra Mundial y en el año 2012 ganamos el Nobel de Paz, lo que nos da una responsabilidad mayor frente a nuestra gestión. Es así como llevamos 25 años en Colombia ayudando en su camino a la paz, compartiendo buenas prácticas, compartiendo nuestros errores y también con ayuda económica, técnica y ayuda política”, explicó Ana Paula Zacarías.

Por su parte Martín Santiago ratificó el compromiso de las Naciones Unidas no solo en la construcción de paz, también en los procesos de reconciliación que permitan que la paz sea definitiva. Para ello es indispensable que se gestionen alianzas entre varios actores de la sociedad, “la cooperación entre sector privado y público genera oportunidades para todos que trabajadas de manera responsable puede alcanzar resultados impactantes", comentó Annika Otterstedt.

Todas estas palabras sustentan y enriquecen la labor que APC-Colombia viene desarrollando a lo largo de estos 5 años. “En la Agencia le hemos apostado a plataformas como esta macrorrueda porque sabemos que solos no se puede hacer reconciliación. Por eso guiamos a todos estos socios maravillosos para que enfoquen su cooperación en los territorios más afectados por el conflicto y así poder transformar sus realidades”, comentó Alejandro Gamboa durante su intervención.

Una cooperación que no es solo financiera, que también se presenta en el intercambio de conocimiento, en cursos cortos, en acompañamiento para convocatorias, en por ejemplo, traer experiencias de otros países como El Salvador y Filipinas para que compartan sus experiencias en construcción de paz en departamentos como el Cesar, afectado por el conflicto armado.

¿Pero qué debe tener un proyecto para que reciba apoyo de la comunidad internacional? Todos coincidieron en que debe tratarse en primer lugar de un proceso que nazca de la propia comunidad, que surja en los territorios. “Hemos descubierto que para que haya productividad, debe haber confianza entre ambas partes, y para eso es necesario que haya una buena organización local”, explicó Peter Natiello.

En palabras de Martín Santiago, “cada proyecto debe tener identificada la necesidad que desea superar para así nosotros buscar vías que nos lleven a proveerles soluciones”.  De igual manera, coinciden en que debe ser sostenible en tres aspectos claves: el económico, el social y  el ambiental, de manera que permitan generar empleo, dar participación a la comunidad en la toma de decisiones de manera articulada con políticas públicas y locales, promover el desarrollo rural sostenible y que incluya el tema de género en las actividades a desarrollar.

Es decir, que sea un proyecto que busque solucionar una necesidad o problemática en un territorio. “Un proyecto donde podamos aplicar uno de los mantras de APC-Colombia al que llamamos la Triple A: alinear diferentes intereses, articular actores y apalancar recursos”, comentó Gamboa.

Lo que todo esto ratifica es que a pesar de que en el último mes el país venga atravesando altos y bajos en lo relacionado al acuerdo de paz , la comunidad internacional es la única que no ha dudado en ningún momento que Colombia logrará su sueño de vivir en paz. “La cooperación internacional está y se queda”, enfatizó Gamboa, quien al igual que el resto de panelistas compartió que su sueño es ver a una sola Colombia, unida, en paz ,con oportunidades para todos y reconciliada.