La mejor pesca no la encontró en sus redes

-A A +A
Martes, Agosto 29, 2017

Se llama José Felipe Negret, pero simplemente le gusta que le digan “Marquiño”; ama la pesca artesanal, es muy apasionado e inquieto con lo que hace y en una de sus más recientes experiencias, gracias a la modalidad de cooperación Col-Col de APC-Colombia, encontró que la verdadera satisfacción que le ofrece su actividad de pescador no está precisamente dentro de lo que atrapa en sus grandes redes.

La mejor pesca no la encontró en sus redes

Todos los días, en punto a las 5:00 de la mañana y en medio del canto de las aves, Marquiño está en el río Sinú dentro de su canoa en compañía de otros pescadores que ya embarcados están a la espera de contar con un buen número de Bocachicos. Solo tiene tres horas para obtener lo esperado, pues como él, más pescadores de otras 50 lanchas han lanzado la red con la esperanza de sacar un buen producido.

Cuando la red toca parte de las aguas del Sinú, o de algunas de sus ciénagas cercanas, de inmediato los pescadores despiertan la ansiedad de que este sea un trabajo productivo, pues son conscientes de que cada vez es más notoria la disminución de la pesca en la zona.

En los espacios de silencio, estos trabajadores aprovechan para tener mayor concentración y sacar apropiadamente la red. En esos momentos cada pescador se ensimisma y apropia de sus pensamientos; en muchas de esas cabezas se suelen planear alternativas que ayuden a encontrar la solución a las actuales condiciones ambientales del entorno que impactan su labor y sustento como pescadores.

Entre esas tantas cabezas hay una que se destaca; esa es la de Marquiño, no solo porque que casi siempre está protegida por su característico sombrero vueltiao, sino porque dentro de ella se tejen grandes ideales en las que existe un propósito claro de trabajar con la comunidad y de encontrar la solución más acertada al problema ambiental de su zona y de paso mejorar la producción de peces en el Sinú.

Cómo sobrevivir en un ambiente cambiante, en el que el mismo ser humano ha intervenido y lo ha deteriorado significativamente, es una de las preguntas que más le inquieta a Marquiño, pues el río, e incluso las ciénagas en el Cesar, representa la mayor fuente de subsistencia de sus habitantes, no solo por la alimentación, sino por ser el principal medio de transporte.

Sabe que para alcanzar buenos resultados debe trabajar en equipo con su comunidad y por eso saca el anzuelo más efectivo que tiene a favor y es el de desempeñarse como un buen líder.

Ese liderazgo que le caracteriza le permitió llegar a los Col-Col, modelo de cooperación de APC-Colombia, que forma sujetos de cambio en el país ya que promueve la integración social, cultural y política entre territorios, comunidades y pobladores del país con el ánimo de fortalecer la gestión de cooperación desde y para los territorios colombianos.

Con los intercambios de conocimiento Col-Col, Marquiño encontró la manera de alcanzar resultados significativos para poder aportar a la transformación positiva de su entorno y de su comunidad.

Gracias a la oportunidad que le ofreció APC-Colombia pudo conocer la experiencia de Nuquí y Bahía Solano en el Chocó. Se sorprendió gratamente de ese encuentro cara a cara con una naturaleza sin contaminación ni ruido; un espacio propicio para el desarrollo ambiental y social. Entonces Marquiño ratificó que las cosas buenas se logran con trabajo comunitario… con trabajo en equipo.

Por eso, lo primero que hizo al llegar a su territorio fue liderar a su comunidad en la recuperación y limpieza del caño de Los Burros, ubicada en la ciénaga de Bañó en Cotocá, municipio de Lorica- Córdoba; una labor que en la que además ha involucrado a los jóvenes estudiantes para que sean conscientes y aporten a la rehabilitación y conservación de ese ecosistema: “Contamos con un semillero en este trabajo de preservación y cuidado. Buscamos que los estudiantes no se conviertan en simples visitantes de la zona, sino en que sean actores que se apropien de la recuperación y preservación de este valioso ecosistema”, asegura.

La apuesta es además convertir la zona en una alternativa ecoturística que ofrezca más opciones de desarrollo y sustento para los habitantes. Junto con esta iniciativa quiere reforzar la producción de peces en la zona y para ello trabaja, de la mano con su gremio, en la implementación de tanques en geomembranas; un sistema amigable con el medio ambiente que sirve de alternativa productiva y rentable en la piscicultura, al propiciar la recirculación, la acuaponía y el biofloc.

Marquiño sabe que el trabajo es grande y debe ser constante. Por eso en su propio dialecto costeño afirma: “No joda, para qué importar pescado cuando esta zona tiene gran potencial y la oportunidad de criarlos. Esta es una manera de garantizar sustento a las familias con esta actividad de gran tradición en la zona”.

Es así como él aprovecha cada curso y cada intercambio que le ofrece APC- Colombia, pues tiene claro que la única manera de salir adelante con esta situación de su zona es trabajando duro, pero no solo, sino siempre en equipo.

De esta manera es como Marquiño le apuesta a la Colombia del posconflcito, a esa Colombia que habilita nuevos escenarios en su territorio a través de la cooperación, pues este hombre de contextura delgada, bigote, mirada optimista, que mantiene bien ubicada su cabeza en lo comunitario, esa misma que sostiene su característico sombrero vueltiao, considera que su mejor pesca no está en su red, sino en cada logro que obtiene para alcanzar el bien colectivo a partir del desarrollo de su región y población.

Una ganancia, resultado del trabajo en conjunto, al consolidarse como un verdadero líder comunitario y de ocuparse con los otros de propiciar un ambiente sano, armonioso y saludable.  Así es que prácticamente Marquiño, con su trabajo, materializa la frase popular de que “no se trata de dar el pescado, sino de enseñar a pescar”.

 
Transparencia y acceso a la información pública
Saber Hacer Colombia
Suscripción al boletín
Rendición de cuentas
Cíclope
Cursos y convocatorias
PQRS-D
Certificaciones
Comunicaciones a la Ciudadanía