Donde nacen los líderes

-A A +A
Martes, Agosto 16, 2016

¿De dónde son?, ¿de qué se alimentan?, ¿qué los hizo líderes? Nuestro viaje a la puerta de oro de la Amazonía nos reveló, no solo paisajes abrumadores de montañas verde espeso y llanuras interminables, también dejó al descubierto el mayor tesoro que tiene Colombia: su gente. Caqueteños y habitantes del Magdalena Centro demostraron en este Col-Col su poder para transformar.

Donde nacen los líderes

¿De dónde son?, ¿de qué se alimentan?, ¿qué los hizo líderes? Nuestro viaje a la puerta de oro de la Amazonía nos reveló, no solo paisajes abrumadores de montañas verde espeso y llanuras interminables, también dejó al descubierto el mayor tesoro que tiene Colombia: su gente. Caqueteños y habitantes del Magdalena Centro demostraron en este Col-Col su poder para transformar. Aquí la historia de nuestros pequeños grandes héroes.

“Para ser líder se necesita el deseo de serlo”, responde Álvaro Sánchez uno de los más fieles representantes del municipio Sonsón (Antioquia), quien compartió con sus pares de otros municipios la apuesta ambiental del Programa Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro que busca recuperar la biodiversidad de sus territorios desgastados por la deforestación, el mal uso de los recursos y el desgaste provocado por las grandes empresas, al tiempo que  consigue cambiar prácticas sociales y culturales de la comunidad. Rescatar valores de conservación, promover una pesca inteligente, incursionar en la seguridad alimentaria, proyectar el turismo sostenible y educar a los más pequeños, son algunos de más importantes logros de su municipio.

Caquetá fue el punto de encuentro para que los líderes de la Red Caquetá Paz, una plataforma social que representa más de 100 organizaciones en el Departamento y que trabaja por la niñez, la gobernabilidad, la inclusión social, ambiental y gestión del conocimiento, y los integrantes del Programa Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro, una organización que por más de 10 años reúne a un grupo de ciudadanos que, en medio del conflicto armado, decidieron plantear un proyecto que empodere a los pobladores en la construcción de paz y la justicia social, compartieran sus más importantes experiencias. Dos comunidades que, aunque lejanas en distancia, hallaron puntos de encuentro; dos comunidades afectadas por el conflicto que empoderaron a sus habitantes para construir paz en medio de la guerra.

Decenas de historias convergen en un mismo lugar cuando se reúnen quienes le ponen el pecho al desarrollo de sus regiones. Una de las asistentes a este intercambio de saberes es Helena Tinoco quien lleva años trabajando por su municipio Guaduas (Cundinamarca). Helena inició este camino de liderazgo desde muy joven, tenía solo 10 años de edad cuando al fallecer su madre tuvo que hacerse cargo de sus cuatro hermanos menores: “representé a mi mamá en el hogar y fuera de él, en el colegio de mis hermanitos era yo quien asistía como acudiente y quien recibía su boletín de notas, empecé a ser conocida por los demás por mi entrega y firmeza. Podría decir que desde ahí inicie mi liderazgo”.

Helena nunca recibió un título, y afirma que fue la vida y contacto con las problemáticas de la comunidad la que la puso en el papel de líder. “En 2007 cuando ingresé al Programa Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro empecé a capacitarme, hice un diplomado en Transformación de Conflictos a través del diálogo y otros estudios que he podido compartir con los míos”. Su talante y empoderamiento le han valido por más de 20 años ser parte de la Junta de Acción Comunal, la Asociación Mejores Campesinos y la Asociación de Mujeres Campesinos en Guaduas. “Me gusta el trabajo social y creo que es la mejor universidad que pude tener”.

Para Helena ser líder no es solo adquirir conocimientos, lo más valioso es compartir con la comunidad todo lo aprendido, capacitarse para replicar lo aprendido es un deber. “Es así como, de un grupo de líderes, surgió la escuela no formal Efecto donde transmitimos la importancia de ser humanos, de valorarnos como personas, de unirnos como habitantes de un mismo municipio y defender el medio ambiente, de trabajar por lo productivo y el rescate de las tradiciones culturales”. 

“La verdadera paz se construirá con todos los sueños que nos tienen aquí, con la incidencia de los líderes y con las alianzas con la institucionalidad para que las generaciones venideras tengan un Caquetá mejor. Si unimos al gobierno con las organizaciones de base llegaremos a la idea de paz que por tantos años hemos perseguido”, afirmo Víctor Alfonso Iles, líder del municipio de Solita (Caquetá) al finalizar el encuentro con Carlos Chica, representante del movimiento ciudadano  La Conversación más grande del mundo, un espacio dentro de este intercambio que sirvió para conocer sus experiencias y expectativas ante una construcción de paz alejada de la sombra del conflicto que por tantos años marcó a sus territorios.

Donde nacen los lideres

Los talentosos belemitas

Al llegar al municipio de Belén de los Andaquíes (Caquetá) encontramos un proyecto que logró asombrar a los foráneos. Una casa que le da color a la calle nos dio la bienvenida a esta escuela que durante años ha marcado la vida de los niños y jóvenes de este municipio. Se trata de la Escuela Audiovisual Infantil un lugar donde a través de la magia de las cámaras, los niños toman la palabra y cuentan sus historias, tan fantásticas como reales. Pero el proceso no inició aquí. Mucho antes del nacimiento de este proyecto, Alirio González, creador de la escuela, llevó la idea de hacer radio a los niños belemitas y por supuesto, ellos se enamoraron, empezaron a hacer programas y para muchos, que hoy ya son adultos, esto marcó su proyecto de vida. 

Daleider Cuellar tiene 19 años, es el presentador y uno de los realizadores audiovisuales de la escuela, cuya experiencia por más de 10 años demuestra el éxito de este proyecto: “La Escuela Audiovisual Infantil nació en el 2005 con la idea de Alirio, nuestro mentor, de unir la imagen con el audio. Antes, lo único que veíamos eran soldados, muchos lo único que pensaban era en cumplir la mayoría de edad para ir a prestar el servicio militar. Ahora, y por medio de la escuela ampliamos nuestra visión del mundo, entendimos que hay mucho por explorar y que lo que hacemos aquí está siendo admirado en otras partes”.

La Escuela Audiovisual les ha cambiado sus proyectos de vida, empoderó a los jóvenes a  ser capaces de hacer lo que les gusta y así ver la vida de otra forma. “Aprendimos a ver que no tener un  arma es la mejor arma que podemos tener”, afirma Daleider.

Tres años después de iniciar con la Escuela Audiovisual Infantil, dos fundaciones de Barcelona (España) hicieron posible la construcción de la sede oficial, un lugar donde encontramos cientos de posibilidades para la comunidad, no solo para contar a través de las cámaras, sino para la creación de juguetes con historias hechos con la madera reciclada que se encuentran a la orilla de los ríos, así como para la siembra de huertas cuidadas por niños, jóvenes y adultos del municipio.  

“Sin historia no hay cámara”, es el lema de este proyecto que también ha sido exaltado en todo el país. Entre los muchos reconocimientos está el Premio India Catalina en la categoría “Producción comunitaria” por su programaTelegordo, una producción que muestra la vida de los niños y jóvenes belemitas.  Para el centenario de nuestro municipio, que será en febrero de 2017, la escuela trabaja en el proyecto 100 años, 100 historias que busca contar la historia de su municipio a través de las vivencias de quienes lo han habitado.

El intercambio

Este Intercambio Col-Col, un ejercicio que promueve el intercambio de conocimiento entre regiones, departamentos y municipios colombianos, hace parte de las grandes apuestas de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional (APC-Colombia) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), por fortalecer los saberes territoriales y acercar a actores locales, que a pesar de encontrarse en regiones diferentes, tienen conflictos y problemáticas similares. Este intercambio, realizado en el departamento de Caquetá, y que contó con la presencia de los líderes del Programa Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro, estuvo marcado por la diversidad de saberes: medio ambiente, educación, apuesta de género, seguridad alimentaria son algunos de los temas compartidos durante este encuentro.

 

 
Transparencia y acceso a la información pública
Saber Hacer Colombia
Suscripción al boletín
Rendición de cuentas
Cíclope
Cursos y convocatorias
PQRS-D
Certificaciones
Comunicaciones a la Ciudadanía